youtube

Cabaña La Catalina, una linda historia para un gran emprendimiento

La reconocida cabaña de Hampshire Down, ubicada en la zona rural de Arroyo Algodón en Córdoba fue creada en 2014 por pura casualidad y a raíz de un negocio fallido

Cabaña La Catalina, una linda historia para un gran emprendimiento

Tal como sugiere el dicho popular: “No hay mal que por bien no venga“ es realmente lo que les ocurrió a Cristian Donati y su esposa Jennifer Giuliano que debido a un mal negocio en 2014 recibieron como parte de pago un lote de ovejas de majada general.

A partir de entonces, su pasión por las ovejas creció de manera exponencial y se dedicaron a aprender aspectos productivos y reproductivos,  las características raciales e incursionaron en el mundo de las cabañas, hasta ese momento lejano y extraño para ellos. “Ese mismo año adquirimos nuestro primer macho puro de pedigree, de una cabaña  reconocida”, ambos recordaron. 

También había que elegir un nombre y lo hicieron en honor a la abuela de Cristian Donati que siempre adoró las ovejas; es por eso que la cabaña se llama La Catalina.

En una entrevista para Agroempresario.com, dialogamos con el matrimonio acerca de sus inicios, la evolución de la cabaña y la raza carnicera Hampshire Down.

-¿Por qué eligieron la raza Hampshire Down?

La elegimos porque es una raza con vocación cárnica productiva, además de su rusticidad que le permite adaptarse a diferentes climas y su precocidad que permite obtener corderos con un peso al destete superior a los 30 kg, entre las tantas características que tiene esta noble raza.

 

- ¿Cómo está formado el planteo productivo?
Nuestra majada está formada por 150 madres, de las cuales 100 son puras de pedigree y el resto puras controladas, y 5 carneros puros de pedigree.

La alimentación se basa en pastoreo según el momento del año. Las pasturas a las cuales tienen acceso son de alfalfa, ryegrass, festuca, mellilotus, cebadilla australiana y avena. Se las deja 1 hora por la mañana y 1 hora por la tarde. Los lotes están divididos por boyero eléctrico y luego se les da una suplementación de alimento balanceado y rollos en el corral de encierre. Los corrales están divididos para las distintas categorías y se suplementa según los requerimientos de cada una.

En materia sanitaria, al momento de la reproducción se realiza la vacunación, desparasitación previo análisis coprológicos de HPG y se rotan las drogas para evitar resistencias posteriores.

- ¿Cómo realizan el manejo reproductivo?

La temporada de servicio se realiza de manera estacionada en los meses de noviembre a febrero. Se colocan los machos seleccionados previamente a través de sus características fenotípicas y lo que se busca mejorar o incorporar a la majada.

Se coloca un macho cada 45 hembras en cada corral para tener registros de las crías. 

 

- ¿Cómo comercializan los reproductores?
Los reproductores se comercializan a través de las redes sociales que hoy en día tienen un papel cada vez más trascendental en lo cotidiano. 

También se comercializa en el establecimiento que está ubicado en la zona rural de Arroyo Algodón y en las distintas exposiciones que se realizan durante el año.
 

- ¿Cuáles son los planes a mediano y largo plazo?

Nuestro plan a mediano plazo es agrandar la majada para tener mayor oferta e incorporar otra raza, también carnicera como la Dorper.

A su vez,  seguir mejorando día a día y poder ofrecer un producto que cumpla con todas las expectativas, como dice nuestro slogan #creciendojuntoaellos.

A largo plazo, queremos incorporar tecnologías más avanzadas que nos permitan ofrecer nuestros animales con mediciones objetivas “Deps”. 

- ¿Cómo ves al sector ovino en Argentina?
Cada vez más productores consideran esta producción como rentable, a la cual se le puede sumar mucho valor agregado, y que tiene una gran proyección sin un "techo", un límite; mientras exista la oferta va a existir la demanda.

Si bien hay sectores con diferentes problemáticas, la demanda es bastante estable en las provincias que conforman el centro norte. Regiones como la Patagonia ya tienen su mercado establecido y su comercialización bien estructurada.

Para nosotros, la producción ovina tiene un gran futuro; actualmente la carne bovina tiene muchos inconvenientes con las exportaciones y lamentablemente va a dejar un vacío, el cual van a cubrir las carnes alternativas como la ovina.

Cuando la oferta se establezca realmente y esté organizada dentro de la cadena de comercialización, la producción ovina va a tener un lugar muy preponderante dentro de la alimentación de las familias argentinas.

- ¿Qué es lo que falta para tener una promoción interna de carne ovina, o encontrar cortes en el supermercado?

Sin dudas lo que se necesita es mayor cantidad de frigoríficos, una logística mejor consensuada, sistemas asociativos en cada provincia como por ejemplo la CAPOC en Córdoba 

También los productores tienen que entender que la forma de crecer es vinculándose para aumentar la oferta y mejorar la logística. De esta forma, se logrará mayor seguridad y generará oferta sostenida al consumo.

Para cerrar, ambos estuvieron de acuerdo que a pesar de todos los obstáculos que se presentaron y se les presentarán, seguirán apostando a la raza que tantas satisfacciones les ha dado y por la que han descubierto su verdadera vocación. 

Fuente: https://agroempresario.com/

Compartir en las redes